Una bronca del jefe que me ayudó mucho

bronca del jefe

No he sido una de esas personas a las que hubiera que echar broncas. Cuando tenía que estudiar en el colegio estudiaba. No era el mejor de la clase pero me rentaba lo poco que hacía y aunque mis padres me animaban a estudiar un poco más para sacar mejores notas nunca me dio la gana y tampoco me llevé muchas broncas por no hacerlo.

Ahora bien, fue empezar a trabajar recién salido de la universidad y las broncas me llovían a mares. La primera bronca del jefe me costó un trabajo de becario. ¿Quieres saber cómo resolví el problema?

Leer más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies